Las 15 Mejores Cosas Que Hacer En Madrid

Madrid es una ciudad tan llena de vida y cultura que es difícil hacerle justicia en unos pocos párrafos. Artísticamente, la ciudad se destaca frente a cualquiera en Europa, con los mejores museos de arte del continente, donde las obras maestras del renacimiento y las piezas seminales del siglo XX lo esperan para cautivarlo. Madrid es una de las mejores visitas que puedes tener en España.

Contempla todos los lugares de interés histórico y conoce los antecedentes del Imperio español que se extendió por todo el mundo en los siglos XVI y XVII. También hay innumerables pequeñas cosas que hacen que Madrid sea memorable, ya sea un café con leche en una plaza señorial, unas copas en un bar en la azotea o un paseo por el Retiro o la Casa de Campo en un día soleado.

Los Mejores Lugares que puedes visitar estando en Madrid

Exploremos las mejores cosas para hacer y visitar en Madrid:

1. EL PRADO

Absolutamente imprescindible, el Prado es uno de los mejores y más populares museos de arte del mundo.

Hay una abrumadora colección de obras maestras de maestros renacentistas y barrocos.

España está representada por Velázquez y El Greco, los Países Bajos por Rembrandt, Brueghel, van Dyck y Rubens, mientras que Tiziano, Caravaggio, Botticelli y Tintoretto forman el contingente italiano.

De las muchas obras imperdibles se encuentran El jardín de las delicias de Bosch y David con la cabeza de Goliat de Caravaggio.

El artista con más obras colgadas en el Prado es el romántico español Goya, cuyas 14 Pinturas negras son un referente cultural español.

2. PARQUE DEL RETIRO

Corazón verde de Madrid y lleno de elegantes jardines, el Retiro se encuentra a pocos pasos al este del Prado y fue propiedad real hasta finales del siglo XIX cuando se abrió al público.

Si vas con los más pequeños, remar en el Gran Estanque junto al monumento a Alfonso XII es una opción divertida en una tarde soleada.

El pabellón de hierro y vidrio construido para albergar la Exposición de Filipinas en 1887 es magnífico y en el estanque que se encuentra frente a él crecen cipreses calvos, extraños árboles de pantano que se vuelven de un hermoso color marrón dorado en verano.

El árbol más antiguo de la ciudad está cerca: es un ciprés de Moctezuma plantado en 1633 y rodeado por una cerca de hierro.

3. PALACIO REAL

Construido a mediados de 1700 para el rey Felipe V, el Palacio Real se encuentra en el sitio del palacio-fortaleza árabe Alcázar de Madrid, que se incendió en 1734. Es el palacio real más grande de Europa occidental y tiene una mezcla de estilos barroco y neoclásico.

Tienes que entrar para vivir la experiencia completa porque las colecciones reales y los frescos son sublimes.

Hay obras de Goya, Caravaggio y Velázquez, así como impresionantes exhibiciones de relojes, tapices, porcelana y platería.

Podrás ver el único cuarteto de cuerda de instrumentos Stradivarius del mundo, y la Real Armería que incluye las armas personales utilizadas por Carlos V en el siglo XVI.

4. ESTADIO SANTIAGO BERNABÉU

Tanto si eres un seguidor del club como si no, la verdad es que el Real Madrid es el equipo de fútbol más exitoso de Europa con un récord de 11 Copas de Europa a su nombre.

Por lo tanto, cualquier fanático del juego debería considerar una peregrinación a su gigantesco estadio de 85,000 asientos, donde se ha hecho historia muchas veces a lo largo de las temporadas.

Un recorrido le otorgará vistas panorámicas del estadio, entrará en el vestuario, visitará los banquillos y verá todo tipo de cosas interesantes, incluida la colección de trofeos, la sala de prensa y el palco presidencial.

5. MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Con piezas invaluables reunidas de toda España, este museo es un viaje a través de la rica historia de España.

Lo que puede sorprenderte es la riqueza de artículos magníficos que son anteriores a la época romana.

Lo mejor de estos tesoros y esculturas ibéricas parece casi nuevo, a pesar de tener al menos 2.500 años.

La Dama de Elche es un busto de mujer con un tocado increíblemente detallado y espirales sobre las orejas.

Mucho más tarde, pero no menos impresionante, es el Tesoro de Guarrazar, un conjunto visigodo de cruces y coronas votivas que datan del siglo XVI.

6.PUERTA DEL SOL

Esta gran plaza junto a la Casa de Correos es un lugar de encuentro popular, lleno de significado tanto para la ciudad como para el país.

Casi todos los españoles reconocerán el reloj en la parte superior de la Casa de Correos, ya que marca la cuenta atrás televisada en la víspera de Año Nuevo.

También hay un ritual complicado involucrado: con cada campanada se supone que debes comer una uva para la buena suerte (12 en total). También en la plaza se encuentra la estatua de El Oso y El Madroño, símbolo de Madrid desde la Edad Media.

7. GRAN VÍA

Si desea tener una idea de la ciudad, un paseo por la Gran Vía es un excelente lugar para comenzar.

Es el centro neurálgico del ocio, las compras y la cultura de Madrid, una avenida bulliciosa que suele estar llena de vida hasta el amanecer.

Durante el día, está repleto de compradores que pasan por los numerosos centros comerciales, tiendas de la calle principal como H&M y Zara y boutiques de lujo.

Por las noches hay parejas cogidas del brazo, saliendo al cine oa un musical.

Y después del anochecer, la calle vibra con muchos de los mejores clubes nocturnos de Madrid.

Los lugares de interés para observar mientras paseas incluyen el enorme Edificio Telefónica, construido en 1928 y un ejemplo temprano de un rascacielos.

8. PLAZA MAYOR

Otro de los «must» de Madrid, la Plaza Mayor es una hermosa plaza renacentista, diseñada a principios del siglo XVII y completamente secuestrada por edificios residenciales históricos de tres pisos de altura.

Hay nueve entradas a la plaza y dentro de los pórticos en la parte inferior de los edificios hay varios cafés.

Pide un café (¡caro pero necesario por la ubicación!) en una mesa al aire libre y mira Madrid en acción durante unos minutos.

Después de eso, puedes pasear hasta la estatua de bronce de 400 años del rey Felipe III, quien estuvo en el poder en el apogeo del imperio español.

9. MERCADO SAN MIGUEL

A poca distancia a pie de la Plaza Mayor se encuentra este magnífico mercado art nouveau que data de 1916.

Es menos un mercado de productos frescos (aunque hay puestos de comestibles) y más un destino gastronómico para comprar lo mejor que España tiene para ofrecer, como cava, pimentón (parprika) y azafrán.

Aquí hay una gran cantidad de bares de tapas que sirven todos los platos favoritos, como patatas bravas, gambas al ajillo y boquerones, con un vaso de cerveza, rioja o vermut.

Para hacer tus compras de comida como un auténtico madrileño dirígete al amplio Mercado de Maravillas en Cuatro Caminos.

Es el mercado municipal más grande de Europa con 200 puestos.

10. EL RASTRO

Los domingos parecerá que la ciudad entera ha descendido sobre la Ribera de Coritodores y la Plaza de Cascorro.

Aquí es cuando unos 3.500 puestos están abiertos, vendiendo casi cualquier cosa que se te ocurra, ya sea usada o nueva.

Es el mercado de pulgas más grande de Madrid y se vuelve bastante agitado, por lo que siempre es una buena idea llegar temprano.

Aunque es domingo, las tiendas de antigüedades en las calles que se ramifican desde Ribera de Cortidores estarán abiertas, y también hay cafés si necesita un estímulo después de caminar entre la multitud.

11. MUSEO DE ARTE THYSSEN-BORNEMISZA

Si aún tiene apetito por el arte después del Prado, pasee por este museo, que también forma parte del «Triángulo de Oro del Arte» de Madrid. No debes atascarte, porque las atracciones en el Triángulo son complementarias, cada una cubre escuelas y periodos que las otras no.

Así que en Thyssen-Bornemisza puedes ver obras de las escuelas inglesa y alemana de artistas como Hans Holbein, Hans Baldung Grien y Albrecht Dürer.

Estos van acompañados de piezas de otros maestros del renacimiento como Tintoretto, Veronese, Rembrandt, van Dyck y muchos más.

También hay una gran colección de expresionismo abstracto estadounidense y una gran cantidad de piezas impresionistas y posexpresionistas de artistas como Monet, Renoir y Degas.

12. MUSEO REINA SOFÍA

Completa tu recorrido por las colecciones de arte de Madrid con el tercer museo del Triángulo de Oro.

Este museo se centra principalmente en el arte español y tiene un alcance más moderno que los demás.

La mejor razón para venir son las numerosas obras de los artistas del siglo XX Picasso y Dalí.

Solo para demostrar que no es exagerado: el Guernica de Picasso que hizo época está en exhibición, por lo que es una oportunidad que realmente no debe perderse.

Entre los otros grandes españoles representados en el Reina Sofía se encuentran Joan Miró, Juan Gris y el importante escultor abstracto Eduardo Chillida.

13. CHURROS EN SAN GINÉS

Perfecto en invierno, el chocolate caliente español es una de las cosas más lujosas que jamás haya probado.

Puede ser tan rico y espeso que a veces se necesita una cuchara para beberlo.

Y el maridaje perfecto es un churro azucarado, que por si no lo sabéis, es de masa entubada, frita.

Justo al lado de la Puerta del Sol, visite la Chocolatería San Ginés, que ha estado sirviendo churros y chocolate caliente desde el siglo XIX y lo hace tan bien como cualquier lugar en la ciudad.

Si no puedes ir a San Ginés, hay muchos puestos en las calles en los meses más frescos del año.

14. CERVEZA EN LA TERRAZA DE UN BAR

En verano, muchos de los bares y restaurantes de Madrid se desbordan por las aceras y plazas de la ciudad.

Esta es una parte esencial de salir y socializar en la ciudad.

En la Plaza de la Cebada, en las cálidas tardes de verano, incluso puede ser difícil abrirse paso entre la multitud.

En los tejados hay terrazas de otro tipo.

Estos bares disfrutan de impresionantes vistas de la ciudad y son una excelente manera de marcar el comienzo de la puesta de sol.

Cerca de la Plaza Mayor está The Hat, que como muchos de estos bares no te da mucha idea de lo que encontrarás en la azotea, donde las mesas se sientan debajo de un dosel de vidrio y puedes deleitarte con el paisaje urbano de Madrid.

15. TABLAOS FLAMENCOS

El flamenco es un baile originario de Andalucía, Murcia y Extremadura, y aunque no es estrictamente originario de Madrid, la ciudad cuenta con algunos de los tablaos más famosos del país.

Estos son salones especiales que surgieron en la década de 1960, y aquí se ve un espectáculo con una comida a la luz de las velas con sangría.

Es una buena manera de matar dos pájaros de un tiro: degustar especialidades españolas como el jamón ibérico, las migas (pan frito sazonado con pimentón) o el cochinillo asado, mientras contempla una de las formas de arte más famosas del país expresada por algunos de los mejores bailaores en el mundo flamenco.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *